Mercadeo rosa. La oportunidad para que las mujeres vuelvan a amar el color rosa

Mercadeo rosa. La oportunidad para que las mujeres vuelvan a amar el color rosa

El mercadeo rosa tradicional ha llevado a las mujeres a sentir un rechazo inminente por considerarlo superficial, básico e infantil. Desde Pymas hicimos un análisis completo de la psicología de este color y sobre el manejo que le ha dado la publicidad en campañas dirigidas a mujeres, encontrando hallazgos importantes.

Tiempo de lectura

5 Minutos

Según la psicología del color, el rosa es el representante del público femenino y evoca lo dulce, lo tierno y lo cálido. Este color inocente y optimista es el más utilizado en campañas publicitarias dirigidas a mujeres, pero surge una duda que vamos a resolver: ¿las mujeres emprendedoras se sienten identificadas y tienen afinidad con el mercadeo rosa?

El informe “La Paradoja de la Banca de Género Neutral”, basado en los resultados de la investigación de consumo realizada por 12 bancos miembros de la Alianza Global de Bancos para la Mujer (AGB), concluyó que los bancos utilizan un enfoque superficial hacia el grupo de mercado que está compuesto por mujeres, en el que incluyen el uso del color rosa con mucha frecuencia.

Esto no necesariamente hace sentir representadas a las mujeres, toda vez que consideran que los bancos son incapaces de representarlas de manera inteligente y manifiestan sentirse poco representadas por muchas campañas de mercadeo bancario.

Colores para mujeres

¿Cómo se eligió el rosa como el color de la mujer?

Si hacemos un repaso por la historia, la asignación de los colores entre hombres y mujeres no fue siempre el rosa para la mujer y el azul para el hombre, sino todo lo contrario. Se creía que el azul era un color con el que se podía identificar mejor la suavidad, lo delicado y refinado de una mujer; y que el rosa era un color con el que el hombre podía demostrar su determinación y fortaleza. Un ejemplo de esto es la imagen del presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt, en la que se ve vestido completamente de rosa en 1884, siendo un bebé.

Sin embargo, mientras se gestaban nuevos hábitos de consumo, la moda francesa empezó a tener una fuerte influencia en la asignación de colores según el sexo, por lo que, según Jo B. Paolett, historiadora y escritora, a partir de 1940 empezó la transición de los colores y se confirió el rosa a la mujer y el azul al hombre, que se ha mantenido a lo largo del tiempo.

Le va a gustar leer: El poder de la música en una estrategia de marketing sensorial

Psicología del color: ¿por qué la publicidad sigue utilizando el rosa para campañas dirigidas a la mujer?

Según el libro Psicología del color de Eva Heller, en el que se hace una explicación de los sentimientos que provocan los distintos colores y la combinación de los mismos, la autora explica qué genera el color rosa en las personas, datos que pueden ayudar a entender los motivos por los que la publicidad sigue utilizando este color en campañas dirigidas a la mujer. La consultora Olga Carreras Montoto escribió una reseña del libro y destacó tres puntos clave:

  • “El rosa solo representa sentimientos positivos (los que se asocian a lo femenino como el encanto, la amabilidad, la delicadeza, lo tierno, lo seductor, lo suave, lo dulce) pero las mujeres lo asocian a lo femenino negativo, a lo cursi.

  • Es el color de la infancia, de lo pequeño, del romanticismo, de la ensoñación, de lo benigno.

  • Es el color de la vanidad, de lo artificial, de lo barato: solo da sensación de refinamiento con sus contrarios psicológicos, en los acordes negro y rosa, y rosa, gris y plata”.

Con todo lo anterior no pretendemos castigar el color rosa en las campañas publicitarias y de mercadeo, lo que realmente buscamos es que las mujeres se puedan sentir identificadas con el rosa sin necesidad de asumir al color como un estereotipo impuesto culturalmente, sino que puedan darle la vuelta de manera que no se tenga que evitar el color que por años se ha asociado a la mujer y, en cambio, lograr hacer de estos productos un espacio feminizado que evoque una publicidad y que resignifique los mensajes con los que se quiere llegar al público femenino.

Fuentes consultadas:

Texto de Paco Abril, Del rosa reivindicación al rosa sumisión, https://www.oruba.es

Financial Alliance for Women, La Paradoja de la Banca de Género Neutral, https://financialallianceforwoman.org

Califique este contenido
   0    (0 calificaciones)
* Recuerde que para esto, debe estar registrado
Comparta este contenido

“Queremos contarte que utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido y ofertas comerciales relacionadas con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí."