¿Qué modelo de contrato laboral deberías implementar para que tus empleados estén satisfechos?

Al contratar a un nuevo empleado es muy importante que definas si es un contrato de trabajo o uno por prestación de servicios. Si no eliges el indicado, en un futuro podrás tener muchos dolores de cabeza.

A medida que tu pyme crece, vas necesitando más empleados o colaboradores que trabajen contigo. Lo cual es emocionante pues esto significa que estás haciendo las cosas bien y que es momento de sumar nuevas personas a tu equipo. Ahora bien, es fundamental que establezcas bajo qué modelo de contrato laboral van a estar vinculados. Y para esto es necesario que tu empresa tenga un modelo de contratación establecido. La pregunta que surge es: ¿cómo hacerlo?

Para empezar te recomiendo hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de servicio presto?
  • ¿Qué gente requiero según mi actividad?
  • ¿Necesito personal de manera esporádica? O por el contrario, ¿requiero de capital humano permanente?

Cuando tengas las respuestas será más fácil determinar qué tipo de contratos debes hacer para tu gente. Con el fin de ayudarte en el proceso, te mostramos los dos estilos de contratos más usados y por qué debes utilizarlos adecuadamente para prevenir un caos futuro en tu empresa.

Un contrato para personas que están 24/7 contigo.

Si tu empresa requiere a alguien que preste sus servicios de forma personal, directa y permanente es necesario hacer un modelo de contrato laboral o de trabajo. ¿En qué consiste? Cuando contratas a una persona bajo este modelo estableces con ella una relación de subordinación, es decir, tiene el deber de recibir tus órdenes y cumplir con un horario laboral. Además, puedes alterar sus condiciones de trabajo, lo cual se llama lus variandi. Por ejemplo, si un día necesitas que un empleado ejerza su puesto en otra ciudad, este contrato te permite imponerlo.

Este contrato te exige también pagarle un salario a tu empleado y sobre ese monto calculas todas las prestaciones sociales. Este es quizás el mayor diferencial de este tipo de contrato. Y por último, un contrato de trabajo puedes hacerlo a término fijo o indefinido, según lo que necesites en tu negocio.

Un contrato para personal ocasional.

Si tu pyme presta un servicio de forma esporádica, lo indicado es que tengas un equipo que trabaje contigo bajo un modelo de contratación de prestación de servicios. Por ejemplo, una pyme de bodegaje probablemente no necesite personal de tiempo completo, así que podrá utilizar este contrato con el personal ocasional que requiera.

Ten esto muy presente: úsalo cuando vas a contratar a una persona para que desarrolle una actividad especifica por un período de tiempo determinado, la cual va a recibir una remuneración a cambio, no un salario. Por lo tanto, no debes pagar prestaciones sociales. Además, no olvides que las personas que están por un contrato de prestación de servicios no están subordinadas, no reciben órdenes y son independientes de tu empresa. En otras palabras, este contrato es opuesto al anterior.

¿Vas a contratar a un freelance? Así se hace un contrato a prueba de todo

¿Cuál es el riesgo de usar el que no corresponda?

Piensa por un momento: tienes a un cierto número de personas subordinadas que reciben un salario. A pesar de que deberían estar bajo un contrato de trabajo, están por un contrato de prestación de servicios, porque decidiste que era más económico y mejor para tu empresa. Sin embargo, creer esto es un inmenso error y puedes estar generándole un contingencia a tu empresa.

¿Qué significa esto? Que en un futuro vas a abrir la posibilidad de que se de una situación poco beneficiosa. Por ejemplo, las personas que tuviste en estas condiciones por un largo tiempo podrían efectuar una demanda y reclamar todas las prestaciones sociales a las que tenían derecho. Esto gracias al contrato de trabajo realidad: aquel que nunca se definió, pero que existe por ley por el estilo de actividades que desarrollaban. En dado caso de que se diera una situación así, le saldría muy caro a tu compañía. Puede ser que nunca ocurra, pero es mejor prevenir, ¿no crees?

Así que es recomendable que tengas una estructura de contratación que se ajuste a lo que necesita tu negocio. En dado caso de que el presupuesto de tu empresa no te de para tener trabajadores permanentes, organiza tu actividad para tener personas que te presten servicios, no que sean tus empleados. ¿Con qué fin? Con el objetivo de que tu empresa crezca de forma legal y con personas satisfechas con su condición laboral.

En py+, queremos ayudarte a mejorar todos los procesos de tu negocio. Si tienes alguna duda adicional sobre contratación, te invitamos a dejarla en los comentarios. Haremos lo posible para contestarla.

Califique este contenido
   0    (0 calificaciones)
* Recuerde que para esto, debe estar registrado
Comparta este contenido

Comentarios

  • Luis Eduardo Castillo S.

    Interesante y orpotuno! necesitaría de la asesoría de un abogado experto en esta materia.



“Queremos contarte que utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido y ofertas comerciales relacionadas con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí."