Anímese a dejar su mercancía en consignación y dispare sus ventas

Anímese a dejar su mercancía en consignación y dispare sus ventas

La mercancía en consignación es una oportunidad imperdible para abrir su mercado y potenciar su producto. Encuentre aquí todo lo que necesita para este acuerdo comercial.

Tiempo de lectura

5 Minutos

¿Quiere convertirse en un proveedor de almacén de cadena? El método de la mercancía en consignación le puede ser útil. Este método permite que terceros realicen la venta por usted, lo que le permite expandir el número de clientes potenciales y ventas, ya que su producto podrá tener un mayor alcance.

Las ventajas son especialmente importantes cuando se quiere introducir un nuevo producto en el mercado o hacer un análisis del comportamiento del mercado frente a un producto. Además, permite que los costos por almacén o bodegaje reduzcan, ya que los productos están distribuidos en los locales de los terceros con los que se ha cerrado la negociación.

Concepto de mercancía en consignación en almacenes de cadena

¿Qué es la consignación de mercadería?

Un proceso de consignación de mercadería consiste en un contrato comercial mediante el cual el consignante (usted, dueño de la mercancía) deja su mercadería a un consignatario quien comercializará el producto. Este contrato tiene ciertas especificidades como la definición de un margen de ganancia para el consignatario, que consiste en entregarle un producto a un precio y que el consignatario o almacén de cadena defina el precio final para el consumidor, quedándose con la diferencia como beneficio económico, lo que se considera como una comisión.

La principal característica del contrato de consignación es que el pago por la mercadería no se realiza de forma inmediata, sino cuando haya sido vendida al consumidor final. Mientras esto no suceda, continúa siendo parte de los estados financieros y de propiedad del proveedor o consignante. Esto es muy importante, ya que al ser cedida por el consignatario mediante el contrato y no formar parte del patrimonio del consignatario, la legislación colombiana reconoce que no podrá ser objeto de embargo.

Respecto a la responsabilidad sobre la mercancía, esta recae sobre el consignatario siempre y cuando sea por culpa leve o si el deterioro es por imprevisión o negligencia en el almacenamiento. Esta responsabilidad es eludible si se determina una causa mayor o si la naturaleza misma del producto causa deterioro (como en el caso de alimentos perecederos).

Seguro le interesa: Le contamos cómo recibir fácilmente su mercancía con Ultrabox

¿Cómo se realiza el proceso para dejar mercancía en consignación bajo la custodia de un tercero?

Una vez se haga el acuerdo comercial entre las partes, el proceso para dejar la mercancía en consignación debe seguir unos pasos debido a que la consignación no es un considerada una venta en sí misma y no se puede descargar del activo del consignatario hasta realizar la comercialización final. Lo primero es realizar el contrato entre partes, que está regido por la legislación comercial de cada país y, en el caso colombiano, debe contener lo que se enlista a continuación:

Proceso para dejar mercancía en consignación en un almacén de cadena Colombia

· Definir cuáles son las obligaciones a las que se someten ambas partes

· Acuerdo sobre las cantidades mínimas y máximas de producto inventariado

· Frecuencia de pedidos y cantidades por frecuencia

· Fechas de corte y facturación

· Fechas de auditoría en que se realizan los inventarios de control de la mercadería

· Definición de los precios de compra y comercialización, con las condiciones económicas para ambas partes (comisiones y ganancias)

· Tiempo y condiciones de entrega de las mercancías

· Responsabilidades por pérdidas o deterioros

· Sistemas de administración y control de consignaciones y ventas

La contabilización de la entrega debe realizarse en la cuenta de orden 811520, determinada por el Plan único de cuentas para comerciantes de Colombia. Luego, se debe realizar la contabilización de la venta y la cancelación de la cuenta de orden. En cuanto al impuesto a las ventas, la declaración del consignante debe ser por el monto total generado descontando la parte que le corresponde al consignatario (descontando el margen de ganancia o la comisión que el consignatario se lleva por cada producto vendido).

¿Qué dicen la NIC 18 y la sección 23 de NIIF para pymes?

La Norma Internacional de Contabilidad 18 (NIC 18) que contempla los ingresos por actividades ordinarias considera la consignación contable, sin reconocer el costo ni la venta porque no se han intercambiado los bienes porque no hay una venta real, sino una transferencia de mercadería.

Por otra parte, las NIIF para pymes, que también habla sobre los ingresos por actividades ordinarias, define que quien consigna solo reconocerá el ingreso de actividades cuando el consignatario venda los bienes a un tercero. Esto implica que el consignante solo reconoce las ventas cuando los riesgos y ventajas de esos bienes se hayan transferido.

Con esta información en su radar, ya está en capacidad de empezar los trámites para dejar su mercancía en consignación y ampliar sus clientes y prospectos en diferentes comercios.

Fuentes consultadas:

Tratamiento de las mercancías en consignación, https://www.gerencie.com

Mercancía en consignación: reconocimiento bajo Estándares Internacionales, https://actualicese.com

Califique este contenido
   3    (1 calificación)
* Recuerde que para esto, debe estar registrado
Comparta este contenido

“Queremos contarte que utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido y ofertas comerciales relacionadas con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí."