Especial Reforma Tributaria No. 3: ¿Sabe qué gastos deducibles puede incluir en su renta?

Con la reforma tributaria no solo cambiaron las tarifas del impuesto a la renta, sino también los gastos que podrá deducir. En esta tercera entrega le contamos cuáles son y qué requisitos necesita para presentarlos a la DIAN.

Este especial se hizo gracias a las colaboración de los especialistas tributarios: Jaime Villaveces, William Clavijo y Maria Rosalba Suarez.

El impuesto a la renta es uno de los que más afecta las finanzas de su pyme, ya que se aplica sobre sus utilidades. Para que el golpe no sea tan fuerte, año tras año puede restar algunos de sus gastos a sus ingresos para que la base gravable sea menor. Es decir, para que el valor sobre el cual se calcula lo que tiene que pagar no sea tan alto.

Al momento de incluir los gastos deducibles a la declaración de renta es cuando más se presentan errores, pues muchas veces no se tiene claro cuáles son los costos que sí se pueden incluir o no se sustentan adecuadamente frente a la DIAN.

Para que no cometa errores en su renta de 2017, año en el que empiezan a regir estos cambios, le aclaramos cuáles quedaron como gastos deducibles y qué requisitos necesita cumplir para presentarlos.

La nómina de sus empleados

Los salarios que usted paga a sus trabajadores son un gasto alto, pero sin duda necesario. Para que usted pueda deducir la suma total de estos, debe estar a paz y salvo con el pago a seguridad social y aportes parafiscales. Por su parte, las bonificaciones, gratificaciones ocasionales o subsidios de transporte, entre otros, los cuales no pueden exceder el 40% del salario total por ley, puede tomarlos también como deducibles.

El desembolso a sus proveedores

Lo que pague durante el año a sus proveedores podrá seguirlo deduciendo de su renta sin problema. Solo tenga en cuenta que para evidenciar el pago a sus proveedores de régimen común solo necesita las facturas.

Pero para sus proveedores de régimen simplificado, el caso es diferente ya que son personas naturales. Así que si su pyme tiene muchos colaboradores, que no tienen contrato directo con su empresa, es importante que usted cumpla con los siguientes requisitos para que el pago a estos sea deducible:

  • Contar con el RUT de su proveedor.

  • Tener un documento, equivalente a una factura, donde especifique los detalles de cada transacción.

  • Haber registrado cada uno de los pagos durante el año calendario. Tenga en cuenta que los pagos que haga en el 2017 a sus proveedores de régimen simplificado no pueden exceder los $111 millones (3500 UVTs). De ser así, su proveedor debe pasarse al régimen común.

Algunos de los impuestos que haya pagado

Cuando vaya a declarar su renta, su pyme podrá deducir algunos impuestos, siempre y cuando los haya pagado en su totalidad durante el año gravable. Los impuestos deducidles son el Impuesto de Industria y Comercia (ICA) y el predial en un 100% y el Gravamen a los movimientos financieros (GMF) en un 50%.

Lo que haya abonado a RSE

Tener programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) puede ser muy provechoso para su pyme. Además de generar un impacto en la sociedad y el entorno, le dará muchos beneficios tributarios.

Los sueldos de personas en situación de discapacidad

Si su pyme tiene en su equipo personas discapacitadas podrá deducir el 200% del total de los salarios. Para que esto sea válido, las personas con discapacidad deben estar por contratación directa y su ARL o EPS debe comprobar un 25% de limitación.

Las donaciones que realice

Las donaciones lo seguirán ayudando a que pague menos por el impuesto a la renta, pero de manera diferente, ya que pasaron de ser un gasto deducible a un descuento tributario. ¿Qué significa esto para su pyme?

Antes de la reforma, las donaciones eran gastos deducibles de renta y no podían ser superiores al 30% de la renta líquida de su pyme, determinada antes de restar el valor de las donaciones. Ahora, como son un descuento tributario, las condiciones cambiaron: deberá restarlas directamente del impuesto, cuando ya lo haya calculado. Eso lo hará teniendo en cuenta que solo podrá deducir máximo el 25% de cada donación. Además, cuando saque el monto de cada donación y los sume, el resultado no podrá exceder del 25% del total del impuesto.

Como un consejo adicional, verifique si la entidad a la que donó fue calificada por la DIAN dentro del régimen especial en el año en el que usted hizo el aporte. En dado caso de no estarlo, su pyme no podrá descontar esa donación.

Los gastos que no requieren desembolso de recursos

Los gastos que tenga su pyme, que no ha pagado pero que aún así afectan su contabilidad, puede también deducirlos. ¿Cuáles son?

Las provisiones de cartera comercial

Es el valor que su empresa considera que no es posible recuperar, según el análisis de cartera. Hay dos provisiones de cartera que puede deducir: las deudas de difícil cobro y las deudas perdidas.

La depreciación de sus bienes

Es el monto que su pyme reconoce por el desgaste que ha sufrido un activo, debido al uso que se ha hecho de él. Al considerar este deterioro, su empresa va creando una reserva que al final le permite reemplazar el bien sin que afecte la liquidez de su pyme. Es su decisión establecer por cuántos períodos incluirá ese gasto.

La amortización de sus inversiones

Si su pyme realizó una inversión intangible que espera le de beneficios en los próximos años, podrá diferir el gasto de la misma en los períodos que considere. Por ejemplo, si hizo una inversión, en el primer año puede incluir a su contabilidad, y deducir de su renta, el 20%. El 80% restante podrá tenerlo en cuenta para próximos años.

Otros pagos que haga su pyme

Hay otros gastos que su pyme realiza durante el año que no son tan formales como los anteriores, pero que igual puede deducir. Uno de los más representativos es la atención a clientes, proveedores y empleados. Por ejemplo, las fiestas corporativas, los festejos, los regalos y las invitaciones que se hagan a los clientes entran dentro de este grupo. El único requerimiento es que la suma de estos gastos no sea superior al 1% de los ingresos netos de su empresa.

Para concluir, le recomendamos que se asesore por un experto tributarista que lo ayude a enlistar cuáles de sus gastos realmente son deducibles, para que no cometa errores y no tenga problemas con la DIAN. Por su parte, infórmese sobre los aspectos generales para que no lo cojan fuera de base. Y sobre todo, documente todos los pagos que haga su pyme para que a la hora de declarar renta y calcular el impuesto, el proceso sea mucho menos complejo.

Sabemos que determinar los gastos que son deducibles en su declaración de renta no es una tarea sencilla. ¿Tiene dudas sobre cómo hacerlo? ¿No entiende cuánto porcentaje puede deducir de su RSE? ¿Quiere saber cómo calcular cuánto deducir por la depreciación de sus activos?

Si tiene estas y otras preguntas, lo invitamos a compartirlas en los comentarios. Nosotros, o alguien de la comunidad py+, tratará de responderlas.

Califique este contenido
   5    (1 calificación)
* Recuerde que para esto, debe estar registrado
Comparta este contenido

Comentarios


    “Queremos contarte que utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido y ofertas comerciales relacionadas con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí."